Radicales libres: ¿Qué son y qué daños causan al organismo?

Los radicales libres son moléculas inestables (perdieron un electrón) y altamente reactivas en el organismo. Su misión es la de “robar o compartir” el electrón que les hace falta de las moléculas que están a su alrededor para obtener estabilidad. La molécula afectada (que ahora no tiene un electrón) se convierte entonces en un radical libre y de esta manera se inicia una reacción en cadena que dañará a muchas células.

Nuestro cuerpo produce los llamados radicales libres para realizar diferentes funciones como el metabolismo, pero también produce enzimas que se encargan de neutralizarlos para que de esta forma no exista un daño a la salud. El problema se encuentra cuando existe un exceso de estos radicales debido, comúnmente a la contaminación del medio ambiente, el humo del cigarro y del consumo exagerado de grasas animales.

Estos radicales libres atacan directamente a nuestras células produciendo el envejecimiento y degeneración de estas. La serie de enfermedades que pueden causar estos es el envejecimiento de la piel apareciendo arrugas y manchas, cataratas, cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Los radicales libres atacan directamente a las células produciendo el envejecimiento y degeneración de las mismas. También provoca enfermedades como las cataratas y cáncer.
El ritmo de vida que llevamos repercute directamente en este tema ya que; si se es fumador o se consume cantidades extremas de alcohol, no se realiza ejercicio, hay una alimentación rica en grasas animales y mucha exposición al sol sin protección, se favorecerá a la producción de radicales libres en el organismo.
La forma de cotrarestar la producción de estos radicales es con el consumo de antioxidantes, los cuales se encuentran en diferentes tipos de alimentos que deben consumirse diaramente.
Una de las recomendaciones es preparar una deliciosa mezcla de frutas del bosque como: zarzamoras, arándanos, fresas y cerezas, ricas en antioxidantes.
El té verde y el cacao contienen catequinas que actúan como un excelente antioxidante. Si tienes antojo de media tarde, puedes comer un poco de chocolate oscuro o beber un delicioso té verde.
Las grasas de origen vegetal como el aguacate y todo tipo de semillas contienen vitamina E, la cual ayuda a neutralizar a los radicales libres generados por contaminación atmosférica.
Las uvas y el vino tinto, además de su acción antioxidante, ayudan a limpiar nuestras arterias y evitar con esto otras enfermedades de alto riesgo.
Estos son algunos de los alimentos que contienen antioxidantes, inclúyelos a diario en tus alimentos y ayuda a tu cuerpo a mantenerse joven y sano por más tiempo.
Imagen 1 extraída de tipsfamilia.com utilizada únicamente con fines ilustrativos.
 
 

0 Comments

  1. serapia jauregui

    gracias x compartir habemos gente que no sabemos este tipo de informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *