La vigorexia y sus síntomas

¿Te gusta hacer ejercicio pero no estás conforme con tu imagen física aunque pasas largas jornadas en el gimnasio? Quizás padeces vigorexia o complejo de Adonis. ¡No te alarmes! Este problema tiene solución, pero es importante que detectes los síntomas y te atiendas.

¿Qué es la vigorexia?

La vigorexia o complejo de Adonis es un trastorno de conducta alimentaria en donde la imagen corporal se distorsiona en la mente de la persona. Generalmente afecta al género masculino aunque no es exclusivo de él.  El hombre se percibe como “muy delgado” y sin suficiente masa corporal, provocando que busque aumentarla y parecer así más corpulento.

Síntomas

Algunos de los puntos de alerta que pueden ser considerados indicio de este padecimiento:

  • Realizar ejercicio de manera extenuante y por largos periodos de tiempo, principalmente el levantamiento de pesas.
  • Eliminar de su dieta alimentos grasos e ingerir más proteínas.
  • Físicamente pueden presentarse mareos, dolores de cabeza y taquicardias.

¿Cuál es el tratamiento?

Este desorden es propiciado por una distorsión de la imagen física y se origina en la mente, por lo mismo el tratamiento se basa en la atención psicológica del paciente.

Si conoces a alguien preocupado por su aspecto que no se da cuenta que su cuerpo no es como lo percibe (igual que en el caso de la anorexia y la bulimia) y notas que realiza ejercicio de forma excesiva, trata de auxiliarlo y recomiéndale acudir con un especialista. Al igual que en otras enfermedades que afectan la imagen corporal por un desorden psicológico, ésta también puede agravarse y tener consecuencias graves si no se trata a tiempo.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *