Mantén tu peso en invierno

Iniciamos nuevo año y tras los festejos navideños entramos directamente al invierno. El frío y las comidas de la época provocan que subamos unos cuantos kilitos más. Bueno pues en este de mes de enero, te damos la noticia de que si es posible que bajes y mantengas tu peso ideal a pesar del frío.

Antes de citar los consejos   tenemos que desmentir ciertos clichés que tenemos sobre el invierno.

El primero de ellos es que tendemos a creer que por el mismo frío el cuerpo necesita más calorías y por eso nos permitimos el consumir un delicioso chocolate o simplemente comer cosas que contengan muchas calorías; eso es mentira. El cuerpo necesita las mismas calorías sin importar la estación del año; lo que pasa es que el metabolismo en invierno se vuelve más lento; por lo que el cuerpo se hace más flojo, esto lo hace también para mantener el calor.

El segundo cliché es decir que no se puede tomar la misma cantidad de agua por lo mismo. El cuerpo necesita agua los 365 días del año, es indispensable para nosotros. Incluso en esta temporada debemos de estar al pendiente del consumo de este líquido, ya que por las calefacciones y traer ropa invernal provoca que el cuerpo se deshidrate, así que a tomar agua.

Cuidado con las depresiones. Por naturaleza, las personas tendemos a entrar en depresión durante esta época del año, y por eso nos consentimos con “dulces” o “chocolates” para levantar el ánimo. Lo que podemos hacer para evitar estas tentaciones es aumentar la actividad física pese a que no tengamos ganas por el clima; el ejercicio no sólo ayudará a bajar de peso sino que ayuda a generar endorfinas que harán sentirte más feliz.

A continuación te daremos algunas recomendaciones para cuidar tu alimentación durante esta época de frío:

1.Cambia ensalada por crema de verduras

Si en esta temporada lo que menos se nos antoja es comer ensaladas, pero necesitamos consumir verduras. Una buena opción es recurrir a las cremas de verdura para el primer plato, no sólo te aportará minerales y vitaminas sino que nos dejará mas satisfechos y nos mantiene en calor. Prueba las cremas hechas por ti de calabaza, elote, zanahoria.

2. Pruba los pasteles de verduras

Otra forma de reemplazar esas ensaladas es con un buen pastel de verduras, de espinaca, de acelga, de poro, de alcachofas.

Sólo hay que cuidar que la masa no tenga demasiada mantequilla. Por eso, a veces es preferible realizarlas en el hogar con harina, aceite y agua caliente.

3. Evita comer muy tarde

Por lo mismo que les comenté unos párrafos arriba; el frío provoca que el proceso de digestión sea mas lento, es por eso que debemos procurar que nuestra última comida del día no sea después de las 8 de la noche. Debemos de comer alimentos ligeros que sea a base de frutas y verduras.

4. Haz ejercicio

Hacer ejercicio es una muy buena opción para entrar en calor, es importante que mantengamos una rutina y que seamos constantes, pues en invierno aumentan las demandas energéticas y comemos un poco de más. Debemos de evitar que el cuerpo acumule esas calorías y las convierte en grasas.

5. Come legumbres

Las legumbres también brindan un aporte calórico adecuado al gasto energético durante el invierno. Asimismo, es óptimo consumir arroz y pastas entre dos y tres veces por semana, para evitar comer más calorías que las acostumbradas, evita usar salsas con cremas o altamente cargadas en grasa.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *